martes, 10 de mayo de 2016

Gusanos modificados genéticamente pueden aumentar curación de heridas


Un nuevo estudio describe cómo las larvas para la terapia de desbridamiento con gusanos (TDG) pueden ser modificadas genéticamente para liberar un factor de crecimiento humano que estimula activamente el crecimiento celular y la curación de las heridas.
 Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte NCSU; Estados Unidos y la Universidad Massey , Nueva Zelanda desarrollaron una tecnología de concepto de TDG que se basa en cepas transgénicas de larvas de Lucilia sericata (mosca verde botella) que expresa y secreta un factor de crecimiento-BB derivado de las plaquetas humanas (PDGF-BB) a niveles detectables en la hemolinfa del adulto, el lisado larval completo y las excreciones/secreciones (ES) del gusano, con el potencial de tener utilidad clínica en la curación de heridas.
 Los investigadores realizaron una inserción de transgenes en varias cepas de L. sericata, y ensayaron dos maneras de hacer que los gusanos produjeran y secretaran PDGF-BB cuando son impactados con calor hasta 37 °C; pero aunque el calor hizo que los gusanos produjeran la hormona, no la liberaron. El otro sistema para mediar la expresión PDGF-BB, fue el de criar a los gusanos con una dieta que careciera de tetraciclina, fue más exitosa, logrando niveles altos de factor de crecimiento. El estudio fue publicado el 22 de marzo de 2106, en la revista BMC Biotechnology
 “Vimos esto como un estudio para el desarrollo futuro de cepas de L. sericata diseñadas que expresan una variedad de factores de crecimiento y péptidos antimicrobianos con la meta, a largo plazo, de desarrollar un medio rentable para el tratamiento de las heridas, que podría salvar a las personas de amputaciones y otros efectos nocivos de la diabetes”, dijo el autor principal, el profesor de entomología Max Scott, PhD, de la NCSU. “La mayoría de las personas con diabetes viven en países menos ricos con poco acceso a tratamientos costosos, y la TDG puede ofrecerles una alternativa efectiva y accesible”.
 El PDGF-BB humano es un factor de crecimiento péptido dimérico secretado que estimula la proliferación celular y la supervivencia, promueve la cicatrización de las heridas, y ha sido investigado como un posible tratamiento tópico para las heridas que no sanan. La ingeniería genética ha permitido la expresión y secreción de factores de crecimiento humanos y otras proteínas en insectos transgénicos.
mayo 09/ (Hospimedica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario